Jun 28

Ahora: Memorias de una Serie Espectacular

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El tiempo construye y destruye, pero también, muchas veces, mantiene intactas las memorias de sucesos que calan profundamente en el sentimiento y recuerdos de los pueblos. Para miles de holguineros parece que fue ayer la XLI Serie Nacional de Béisbol con el espectacular paso de su equipo y aquel colofón de leyenda, que enardeció multitudes con el grito ¡Campeón!, acaecido hace 15 años, el 28 de junio de 2002.

Son muchos los recuerdos, momentos y jornadas que regresan al volver los pasos hacía aquella temporada, pero no puedo ahora plasmarlo todo en letras… “…lo vemos como un equipo más hecho, en condiciones de luchar por propósitos mayores…” vaticinamos en la columna En Esta Serie el 5 de enero de 2002, en vísperas del comienzo de dicho campeonato, sin embargo, aunque esperaba observar mejoría, no me pasó por la mente, ni en sueño, hasta dónde iba a escalar el plantel de casa.

Los triunfos de Los Cachorros se hicieron habituales, a tal punto que un colega de ¡ahora! acostumbrado a saludarme con una sonrisa burlona y la interrogante: ¿dónde pierde Holguín hoy? tuvo que cambiar por: ¿dónde gana Holguín hoy?

En medio de un paso ganador, preocupó el percance sufrido por Juan Enrique Pérez, que lo llevó de urgencia al quirófano para una operación de apendicitis, lo que se unió a la ausencia prolongada de Félix Borbón, quien estaba lesionado. El colectivo se veía privado de quienes eran hasta ese momento su mejor pitcher abridor y su primer relevista; ambos retornarían para seguir aportanndo al triunfo de un equipo que dio ejemplo de unidad, cohesión, disciplina, combatividad, junto a adecuada conducción de Héctor Hernández y su colectivo de dirección; buen pitcheo y defensa; velocidad y bateo oportuno. Los protagonistas o héroes de cada éxito se turnaron de manera admirable.

 

La ausencia temporal de Juan Enrique fue suplida por la reaparición del zurdo Oscar Gil, cuyo aporte sería muy significativo. Orelvis y Luis Miguel fueron los primeros baluartes del pitcheo, junto a otras contribuciones…En bateo y/o defensa se lucieron Juan Rondón, Yoanis Quintana, Gabriel Rojas, Juan Pacheco, Waldo Denis, Roynel Varona, Luis Rodríguez. Ernesto Martínez…

Holguín clasificó para los play of, líder de su grupo D y de la zona oriental, como el segundo conjunto más ganador de la Serie (55). Pasó por encima de Camagüey y Villa Clara, en cuartos de finales y semifinales, respectivamente, con desenlaces épicos en varios partidos por su reacción avasalladora. El equipo de pelota holguinero se convirtió, en una causa de todo un pueblo, autoridades, instituciones, peñas.

En el play off final, Holguín tuvo que enfrentar a otro que asombró y fue grande en Occidente, Sancti Spíritus. Con el duelo 1-1 las hostilidades se trasladaron por la tierra del Yayabo, donde con dos victorias seguidas, el play offf se tiñó de holguinero. Llegó la tercera noche en el “Huelga”. Intimamente tenía una terrible disyuntiva. Yo deseaba que Holguín se coronara en su tierra, además no tenia fotógrafos en Sancti Espíritus, para pode reflejar gráficamente con amplitud el gran acontecimiento, pero no quería que perdiera ese partido.

Los Gallos reaccionaron en la tercera noche en su patio y alargó el desenlace, que sería en el “Calixto García”. Sancti Spíritus empató, 3-3 la porfía cumbre. El título se decidiría en séptimo y último juego. Era viernes, día de cierre del semanario ¡ahora! por tanto debía comenzar a escribir por adelantado. “Vamos hacer la entrevista de la victoria” le dije a Héctor, en el terreno número dos, donde entrenaban esa mañana los holguineros. ¡Cómo!, reaccionó riéndose el director, pues sería muy complicado por la noche conversar debidamente, luego del desenlace.

Llegó la noche histórica para el deporte holguinero. El jonrón de Ernesto Martínez ante Ifreidis Coss (cuarto inning) y el sencillo impulsador de Denis con Rondón en segunda por doble (quinta entrada) frente a Maels Rodríguez dieron ventaja a los holguineros.

Orelvis le tejió ocho ceros a los espirituanos, pero en el noveno no pudo completar su fenomenal faena. Con dos outs los Gallos se reviraron (tres hits, una carrera) y el zurdo Gil, no obstante sus dolencias, viene a su rescate. La tensión se eleva al máximo cuando otro sustituto, Villaspando, recibe boleto. Bases llenas, y en turno el mejor bateador del play off final: Frederich Cepeda. Conteo de dos y dos. Aumenta el dramatismo. Ahí viene la curva de Gil, strike tirándole: ¡Holguín Campeón!. Bullicio ensordecedor…Las campanas de las iglesias replican.

Publicacion de Calixto González Betancourt.

“Aturdido y extremadamente feliz miraba atónito a mí alrededor y ¡de verdad! temí que las gradas y los palcos se derrumbaran. Entonces regresaron a memoria aquellas palabras de nuestro Estadio, que yo había convertido en letra impresa el 13 de febrero de 1999: “Y falta por cumplirse mi gran sueño que algún día llegara: Agitarme hasta los cimientos con el furor de una afición, cuando apoye a su equipo en la discusión y logro de un título nacional”. Y yo le contesté. “Así será señor Estadio, y ojalá yo escriba la crónica de esa victoria. Entonces yo veía muy distante esa posibilidad, y míreme ahora, solo un poco más de tres años después, pasada la una de la madrugada, intentando escribir esa crónica, una de las más sentidas de mi vida, pero la emoción que me aprieta el pecho y me embota la mente casi me lo impiden.

“¡Cómo reflejar en pocas líneas la proeza de este equipo Holguín de béisbol, el pionero del deporte de esta provincia en adjudicarse un Campeonato Nacional de primera categoría! ¡Cómo mostrarles la combatividad y entrega sin límite de estos peloteros, que supieron saltar obstáculos, salir como fieras al terreno para recuperarse de un revés, exprimir las debilidades o descuidos del contrario para notarse increíbles triunfos. Para derrumbar mitos, para acallar a los escépticos, para dejar en el camino a los considerados fuertes y favoritos!…¡Qué recompensa para ese pueblo holguinero, que tantos años esperó el triunfo y convirtió en ídolos a sus peloteros que no lo defraudaron!”

En el futuro otros títulos para Holguín vendrán, pero la impronta de aquella Serie con su galardón inédito perdurará en el tiempo.

 

Autor: Calixto González Betancourt

Por: Ahora.cu

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE