Ahora: Antilla con esperanzas de clasificación en béisbol provincial.

La selección de Antilla derrotó dos veces al ya eliminado elenco de “Frank País”, en el estadio Remigio Marrero y aumentó sus aspiraciones de lograr una postemporada inédita a semifinales en la XLII Serie Provincial de béisbol en Holguín.

Los antillanos batearon todo lo que quisieron a primera hora, para imponerse por la vía del nocao de 14×3 con triunfo para José Almarales y ofensiva del torpedero Yoan Carlos Andrial, quien conectó de 4-3, con doblete y cuatro impulsadas.
En el cierre, los locales triunfaron 6×1 con éxitos para Annys William Cabrera apoyado por su cuarto bate Michel Gorgüet, autor de tres imparables en igual cantidad de turnos al bate, con un doble y cuatro remolques.
En el otro duelo de esta segunda jornada de recuperación de juegos suspendidos Sagua de Tánamo, como local en el “José Abreu” venció en el turno de apertura a Moa 12×8 con triunfo a la cuenta de Yudianis Proenza a pesar del jonrón con las bases llenas de Geydis Soler, mientras que por los de casa la sacó Henry Portuondo.
En la despedida los moenses, salieron airosos 6×1 con triunfo para Yeral Sanamé.
Este viernes reanudarán los enfrentamientos de recuperación de juegos suspendidos, y en los estadios Remigio Marrero de Antilla y el sagüero José Abreu serán el testigos de los más interesantes partidos, pues si Antilla barre a Mayarí, se pondría con 12-6 y si Cueto logra lo mismo frente a Sagua llegarían a 14-4 y pondrían contra la pared a Baguano que tiene14-8, para hacer más enconada la lucha por los boletos semifinalistas.
En el Oeste ya esperan por sus adversarios las selecciones de Holguín y “Rafael Freyre” que concluyeron la etapa preliminar con igual balance de 16 victorias y 8 derrotas.
La semifinal, a nivel de zonas, será de cinco partidos como máximo, con la estructura 2-2-1, es decir, dos juegos como local para el mejor ubicado en la clasificatoria, dos como visitante y el quinto, de ser necesario, nuevamente como home club.
La final está señalada a un máximo de siete juegos al mejor en cuatro, con el habitual diseño de 2-3-2, en ambos casos comenzando en terreno del equipo con mejor resultado en la fase clasificatoria.

Deja un comentario

Your email address will not be published.